Si eres una amante de los felinos, entonces este vas a disfrutar de estos consejos para aprender a modelar un gato siamés, una de las razas más antiguas del mundo.

¿Qué necesitas para poder aprender a modelar un gato siamés?

Si te ha gustado, a continuación, sigue nuestros consejos para que no se te olvide ni un detalle.

Primero: preparamos los colores que vamos a usar para modelar el gato

Antes de empezar, vamos a crear los colores que vamos a usar ya que casi todos son mezclas de otros colores de arcilla polimérica de secado al aire.

Para conseguir el color beige tomamos tres cuartas partes del bote de 30 g blanco y una bolita pequeña de marrón y los empezamos a mezclar hasta obtener el tono deseado de beige. Os aconsejamos ir añadiendo marrón muy poquito a poco porque tiñe mucho.

El azul claro, se obtiene mezclando una bolita de blanco y un pelín de azul.

Finalmente, para crear el marrón oscuro, tendremos que añadir a bola de marrón una pequeña de negro.

Segundo: modelamos la cabeza del gato

Cogemos un trozo de arcilla beige y modelamos una bola, después rodamos la bola entre nuestras palmas de la mano en forma de V para obtener un huevo, a continuación, le vamos dando forma con los dedos tal y como se ve en la imagen.

Seguimos con la parte marrón de la cara del gato siamés, cogemos un trozo de arcilla de ese color modelamos una bola y la aplastamos suavemente con la palma de las manos, después le damos forma presionando con los dedos tal y como se muestra en las imágenes.

A continuación, le marcaremos con la herramienta de punta de flecha unos cortes para simular unos pelitos, y lo pegamos en la cabeza.

Antes de empezar con el hocico, marcamos con un buril de punta de bola o de punta redondeada grande, las cuencas de los ojos. Puesto que si continuáramos modelando sin realizar este paso, entonces la arcilla se empezaría a secar y no nos permitiría marcar esa cavidad.

Tercero: modelamos el hocico del gato

Para hacer la boca cogemos arcilla negra y modelamos una bolita, la aplastamos ligeramente con la yema del dedo y la pegamos debajo de las cuencas de los ojos. Después de eso, con la herramienta de punta de flecha marcamos una Y invertida. Posteriormente, modelamos una bolita aún más pequeña con arcilla negra que será el hocico, y la damos forma con los dedos presionando ligeramente tal y como se ve en la foto. Cuando ya tenga una forma triangular la pegamos.

Cuarto: modelamos los ojos del gato

Cogemos la arcilla azul clara y hacemos dos bolitas que pegamos en las cuencas. Seguidamente haremos otras dos bolitas negras más pequeñas que las aplastaremos y las pegaremos sobre el azul. Nos podemos ayudar a hora de pegar con la herramienta que veis en la foto, o directamente con la yema de los dedos. Igualmente, con dos bolitas pequeñitas de arcilla negra hacemos las cejas, presionando y rodando con la yema obtenemos dos líneas, que pegamos por encima de los ojos.

Para completar los ojos hacemos dos minusculas bolitas con arcilla blanca y las pegamos con ayuda de la herramienta.

Quinto: modelamos las orejas del gato

Con un trozo de arcilla marrón modelamos dos bolitas, le daremos forma triangular con las yemas, y con las mismas las arqueamos. Después las pegamos, un consejo si cortáis con la tijera un filo de la parte donde vamos a pegar, la adherencia será mejor.

Sexto: modelamos el cuerpo

Con un trozo de arcilla beige, más grande que el que usamos para la cabeza, modelamos una bola. Con la palma de la mano rodamos por la mesa hacia delante y hacia atrás hasta obtener un churro. Seguidamente, presionamos en uno de los dos lados para afinarlo un poco.

Séptimo: modelamos las patas

Cortamos con la tijera la parte más estrecha, y damos forma con la yema de los dedos a las patas delanteras. A continuación las cortamos para que tengan una base uniforme, de este modo será más facil pegarle el detalle más oscuro del pelaje tan característico del gato siamés. Este lo hacemos modelando dos líneas del grosor de las patas, y antes de pegarlas, igualmente las cortamos dejando el mismo tamaño y ganando adherencia.

Vamos a por las patas traseras, hacemos una gota con un trozo de arcilla beige.  Después con la yema de los dedos damos la forma que veis en la imagen, y nuevamente cortamos una parte para poder pegar el pelaje marrón, que se hace del mismo modo que para las patas delanteras. Con un buril de punta redonda fina marcamos más aun la forma de la pata doblada y lo pegamos. Y la otra patita es muy sencilla, modelamos una línea marrón y la ponemos debajo del cuerpo.

Octavo: últimos detalles

Vamos a por la cola, modelamos con arcilla marrón una línea, como en anteriores ocasiones la cortamos antes de pegarla. Después la damos forma ondulada.

Para finalizar ponemos la cabeza, si no se adhiere porque habéis invertido mucho tiempo en el modelado del cuerpo y las patas, con un poco de pegamento adhesivo fuerte con pincel quedará perfectamente pegada.

Que monada de gatito nos ha quedado.

Y recuerda si te gusta el modelado y te ha gustado este tutorial para aprender a modelar un gato siamés, no dejes de suscribirte nuestro canal YouTube porque iremos publicando muchos más videos para que puedas modelar tú mismo todo lo que desees con arcilla polimérica de secado al aire.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *