Beneficios de la arcilla polimérica para niñ@s con parálisis cerebral

Si hace unos años me dicen que voy a escribir en un blog, me entra un ataque de risa, antes pensaba que las redes sociales no estaban hechas para mí, pero al ser madre la vida me destinó un camino diferente que nunca hubiera imaginado, pero ¿quién puede imaginar ser madre de un niño con parálisis cerebral?. Pues aquí estoy, escribiendo mi primer post, porque elegí ser una madre emprendedora para poder conciliar mi vida laboral con mi vida como cuidadora de Mario, mi pequeño.

Es complicado cuando tienes un hijo con parálisis cerebral tomar la decisión de invertir los ahorros que teníamos en la familia para montar un negocio, porque esos ahorros los podíamos perder, y para nosotros nuestros ahorros y las terapias son la simbiosis perfecta de la rehabilitación de mi hijo. Así que os podéis imaginar cómo pesó esto en nuestra decisión.

Pero cuando conocí la arcilla polimérica de secado al aire no lo dudé, me enamoraron los beneficios terapéuticos que tenía para los problemas motrices de las manitas de mi peque.

¿Qué beneficios tiene modelar con arcilla polimérica para niñ@s con parálisis cerebral?

Favorece la psicomotricidad fina

La motricidad fina demanda una compleja coordinación de diferentes grupos musculares de las manos y los dedos. Modelar con la arcilla polimérica es una manera divertida para los niñ@s, de aprender a sincronizar movimientos más finos y complejos. De hecho, además de la arcilla, puedes facilitarles otras pequeñas herramientas para que perfeccionen sus figuras y tengan que realizar movimientos más precisos.

Favorece la coordinación ojo-mano

Modelar con arcilla polimérica es la acción realizada con las manos, en coordinación con los ojos. La coordinación óculo-manual conducirá a las niñas y niños al dominio de la mano.

Me parece importante detallaros las consecuencias de padecer una mala coordinación óculo-manual ya que puede afectar a una gran cantidad de actividades que a veces los padres desconocemos. Puede desembocar en trastornos del desarrollo, en dificultades de aprendizaje (problemas en la adquisición de la lectoescritura o en los deportes), en ámbitos académicos (si se cometen muchos errores a la hora de tomar apuntes, se entorpece la atención que se le pueda prestar a las clases), y en problemas de nuestras actividades de la vida diaria (desde llevarnos la comida a la boca o abrocharnos un botón).

Favorece la estimulación sensorial

La arcilla polimérica es un material sensorial y jugando con ella trabajamos los siguientes sentidos:

  • Vista: discriminación de formas, colores y tamaños.
  • Tacto: discriminación de diferentes texturas, temperatura y presión.
  • Olfato: discriminación de olores.

Por ejemplo, modelamos bolas rojas y aislando la cualidad de la dimensión. Todas las bolas son rojas y lo único que varía es el tamaño, así el niño puede concentrarse solo en esa cualidad e interiorizarla.

Favorece la autoestima

Con el paso de los años este beneficio es el que más me fascina, ver cómo los niños y niñas se enfrentan a un trozo de arcilla polimérica, la gran mayoría con miedo a fracasar porque quieren que les salga perfecto a la primera, pero siempre les intentamos transmitir que para modelar: hacer, deshacer y repetir, nos ayudan a aprender dar forma a las cosas con nuestras propias manos. Y cuando ven el resultado, ni ellos mismos se lo creen, estos logros ayudan a mejorar su autoestima.

Favorece la concentración

El acto de separar, amasar, ablandar y unir las diferentes piezas de arcilla polimérica para formar las figuras facilita la concentración. Los niñ@s deben prestar atención a detalles como los tamaños y las proporciones, por lo que es un juego particularmente recomendable para niñ@s con parálisis cerebral y niñ@s con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Guilán analizó a treinta niños y niñas con TDAH, quienes se sometieron a once sesiones de sesenta minutos de juego con arcilla durante cinco semanas. Al cabo de ese tiempo, su concentración había mejorado y se redujeron los niveles de agresividad, tanto física como verbal y relacional.

Hay muchos más beneficios como los que expone la pedagoga Elizabeth García en el post Los beneficios de modelar con niños, en el que nos cuenta la importancia de lo que pueden transmitir los peques con sus manos dando forma a sus ideas, y dejando volar su imaginación..., también me encantan los que expone la psicoterapeuta Carolina Nanas en el post Los beneficios terapéuticos del proceso expresivo-creativo con arcilla en el que nos cuenta la importancia del uso de la arcilla en una terapia grupal para fomentar las habilidades sociales y la empatía.

Estos son los beneficios que a mi más me gustan, estaré encantada de que me dejéis vuestros comentarios con los beneficios que vosotros consideráis también importantes.

Si os ha gustado mi primer artículo, por favor compartid. Gracias.

Compartir esta publicación

Comentarios (0)

Sin comentarios de momento.

Nuevo Comentario